La fisioteràpia que t´agrada

                                                                "Your health will be in good hands"

 

 

 

 .

                                                                                                                    Les mans poden sentir les  

                                                                       tensions físiques i emocionals   

 

 "Hand can feel physical and emotional tensions"

 

 

 

 

 

 

 

 

 

" Esperar a posar-se malalt per cuidarse, es com esperar a tenir sed per construir un pou" NEI JING

 

KEEP CALM

 

 

Hipopresiu: Augmenta rendiment esportiu. Disminueix problemes d´esquena. Frena la incontinència urinària. Millora la postura. Redueix la cintura. Millora funciones sexuals.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Tècnica cupping

OSTEOPATIA

Es un enfoque asistencial diferente, a partir de un sistema de diagnosis y tratamiento dónde se pone una atención especial en la estructura y los problemas mecánicos del cuerpo.

La osteopatía examina al individuo en su conjunto y busca siempre la causa del trastorno o de la disfunción a través de una aproximación holística y no sintomática. Se considera a la persona como un todo tanto en su vertiente física, química y emocional dónde la estructura (anatomía) y la función (fisiología) son totalmente interdependientes.

La osteopatía considera que la salud depende del mantenimiento de las relaciones adecuadas entre las diferentes partes del cuerpo. De acuerdo con la teoría osteopática, las alteraciones del sistema neuromusculoesquelético tienen relación con la biomecánica del cuerpo, pudiendo influir e su conjunto, en la función natural de los órganos.

Asimismo pone especial énfasis en la buena circulación de fluidos a todo el organismo. Una disminución de esta circulación implica una disminución de la capacidad de defensa de los tejidos, proporcionando un terreno favorable a la aparición de una disfunción o a la dificultad de recuperación de un tejido. Este concepto se extiende a la circulación arterial, venosa, linfática, líquido cefalorraquídeo, sinovial y nervioso.

La práctica osteopática, mediante las manipulaciones de estructura, músculo y tejido conectivo, abarca disfunciones estructurales, viscerales, neurológicas, endocrinas e inmunológicas. Su objetivo será intentar restaurar el equilibrio mecánico global del individuo (homeostasis), poniéndolo de acuerdo con su entorno anatomofisiológico, respetando los principios generales de la medicina.

Una vez identificada y tratada la lesión osteopática el cuerpo puede desarrollar su facultad inherente de devolverlo a un equilibrio saludable.

INDICACIONES DE LA OSTEOPATÍA
En principio, la osteopatía contribuye a mejorar cualquier patología en la que exista un trastorno de movilidad, elasticidad y función de alguna de las estructuras del cuerpo humano. Por lo tanto existen muchas dolencias por las cuales es recomendable. Algunas frecuentes son:
 
Patologías del aparato locomotor
Esta es la vertiente más conocida de la osteopatía y es uno de los pilares fundamentales de esta disciplina puesto que mediante sus técnicas se puede tratar casi la totalidad de las dolencias del sistema músculo-esquelético y prácticamente en cualquiera de las fases de evolución de estas. Hablando de forma genérica, las técnicas osteopáticas encaminadas a resolver disfunciones músculo-esqueléticas, se denominan técnicas estructurales y tienen diferentes formas de presentación.
 
La osteopatía resulta especialmente eficaz en el tratamiento del mal de espalda y por eso es una de las principales consultas que recibe el osteópata cuando trabaja. En este sentido personas que sufren lumbalgias, dorsalgias y cervicalgias en todas sus variantes pueden beneficiarse muchísimo del tratamiento osteopático. Esta eficacia tan relevante en este tipo de patologías se debe a que a diferencia de otras terapias, la osteopatía no hace tan sólo una exploración de la zona dolorosa sino que busca en todo el cuerpo el origen de aquel dolor.
 
La columna vertebral es el pilar que nos mantiene en bipedestación y los músculos que se conectan con ella son los tensores que mantienen el pilar derecho. No obstante este pilar recibe interferencias de diferentes orígenes. Por una parte todas aquellas fuerzas que provengan de las extremidades, cuando cargamos pesos, hacemos gestos repetitivos o tenemos desequilibrios en la pelvis y o/extremidades inferiores. Por el solo hecho de estar derechos o de andar nuestro cuerpo está sometido a unas fuerzas que provienen de la tierra y que contrarrestan el efecto de nuestro peso. Estas fuerzas tienen un sentido ascendente y, a partir de los pies, van subiendo mientras son absorbidas. Hace falta que el sistema de amortiguación de estas fuerzas funcione correctamente. De no ser así, habrá zonas en nuestro cuerpo que recibirán más carga de la que pueden aguantar y esto favorece la aparición de patologías como la artrosis, lumbalgias, ciáticas, hernias discales, espondilolisis...etc.
 
Por otra parte, hay zonas que no reciben tanta carga en forma de peso pero están sometidas a mucho movimiento o bien a posturas mantenidas por las cuales no están diseñadas. Esto tiene un efecto directo sobre las partes blandas que rodean aquella zona del esqueleto en forma de contractura defensiva para evitar le estrés de aquella zona. Con el tiempo y tras pasar por una fase inflamatória este proceso puede acontecer crónico englobando dentro de la lesión articulaciones, músculos, ataduras, vasos, tejido nervioso, fáscias y vísceras. Es lo que en osteopatía se conoce como Disfunción somática.
 
Este tipo de disfunción la podemos encontrar en todo el organismo. El osteópata la detecta, y centra su búsqueda en el origen de esta para restaurar la normalidad en la zona. Pero para poder realizar esta tarea se debe concebir el cuerpo como un todo, como una multitud de sistemas que son totalmente interdependientes y que el mal funcionamiento de uno provoca el desajuste al resto. En este sentido se entiende que un esguince de tobillo pueda ser el origen de un problema lumbar, que problemas cervicales repercutan en la extremidad superior o que una mala postura nos provoque dolores dorsales.
 
La osteopatía estructural busca restaurar la movilidad en aquellas articulaciones en que se ha perdido. Quiere mejorar la perfusión de la zona disminuyendo las tensiones a las que puede estar sometida permitiendo una buena circulación de fluidos y oxigenación. Restaura la mecánica global del esqueleto para evitar sobrecargas y devuelve la armonía al sistema músculo-esquelético para que sea capaz de absorber las fuerzas que recibe de la actividad diaria.
 
Indicaciones más frecuentes: Lumbalgias, Dorsalgias, Cervicalgias, Latigazos cervicales, Hernias discales, Ciáticas, Desequilibrios posturales, patología periférica...etc.
 
Patologías Viscerales
Seguramente es la parte más desconocida de la osteopatía. No obstante constituye una herramienta muy poderosa para el tratamiento de los problemas principalmente de origen digestivo. Para entender el trabajo que hace el osteópata en este campo hace falta situar las vísceras dentro del organismo. Se puede pensar que el estómago, el hígado, el intestino delgado... son vísceras que “flotan” dentro de nuestra cavidad abdominal. Sin embargo no es así, todos los elementos viscerales están fijados o bien entre ellos o bien anclados a estructuras fijas que les dan estabilidad. Estas fijaciones empiezan a diferenciarse durante el periodo embrionario y van experimentando transformaciones a lo largo del proceso de gestación y maduración del feto. Por lo tanto tenemos toda una serie de órganos y visceras que se conectan entre ellas y a otras estructuras por un sistema suspensorio formado por aponeurosis, ataduras, fáscias, vasos y músculos. No obstante, para el buen funcionamiento de estas estructuras viscerales, es necesario que tengan capacidad de movimiento puesto que buena parte de su función (fisiología) depende de esta movilidad y motricidad.
 
Este es el punto dónde el osteópata puede incidir. Multitud de problemas digestivos y viscerales en general son debidos o discurren con falta de movimiento de la víscera por diferentes motivos: inflamación (hepatitis, gastritis), ptosis, infección...etc. La mano experta del osteópata detecta la falta de movimiento en estas vísceras y trabaja sobre los anclajes de esta para restaurarlo.
 
Un ejemplo muy explícito es el trabajo del osteópata sobre todas las partes del Colon (intestino grueso) y las fáscias que lo mantienen unido a la pared posterior en problemas de estreñimiento y colon irritable.
 
Por otra parte hace falta tener en cuenta que la cavidad abdominal tiene una presión positiva en relación a la cavidad torácica que tiene una presión negativa. Esta diferencia de presión está controlada por el músculo diafragma que separa las dos cavidades en un plan horizontal y es básica para el buen funcionamiento del sistema digestivo. En el supuesto de que esta diferencia de presiones quede alterada se producen las condiciones adecuadas para la aparición de patologías por absorción como por ejemplo la hernia de hiatos o el reflujo esofágico. En este sentido el buen funcionamiento del diafragma y de los diferentes esfínteres que encontramos en el aparato digestivo, serán claves en el funcionamiento de este. El osteópata ayudándose de sus manos, trabaja sobre estas estructuras con tal de normalizarlas.
 
Finalmente es necesario mencionar la conexión neurológica que existe entre las vísceras y la columna vertebral. Partiendo del primer segmento dorsal medular hasta el segundo segmento lumbar encontramos los centros nerviosos que controlan gran parte de la función digestiva. Es el que se denomina el Sistema Nervioso Simpático que forma parte del sistema nervioso autónomo que regula aquellas funciones que no controlamos voluntariamente. Es el responsable de las contracciones del estómago, de la secreción de bilis por parte de la vesícula por ejemplo. Debido a esta conexión se establecen unos circuitos patológicos que encontramos con frecuencia en los pacientes. Los denominamos reflejos somato-viscerales y víscero-somáticos y son los canales mediante los cuales un problema vertebral puede repercutir en un problema visceral y viceversa. De esta manera una úlcera gastro-dudodenal de larga duración puede acabar repercutiendo a la columna dorsal con un dolor referido y a la inversa, una lumbalgia crónica puede acabar dando problemas de estreñimiento.

El osteópata utiliza todas sus herramientas exploratórias para averiguar cual es el origen (lesión primaria) y qué la consecuencia (lesión secundaria) y escoje la técnica más apropiada para tratarlo.
 
Hace falta tener en cuenta cuando hablamos de osteopatía visceral que su uso no queda circunscrito tan sólo a los problemas digestivos todo y ser el más frecuente. La osteopatía dentro del campo de la ginecología y obstetricia hace tiempo que está demostrando su eficacia. Del mismo modo que los órganos del sistema digestivo, los órganos ginecológicos cómo puede ser el útero o los ovarios tienen fuertes inserciones ligamentosas que interfieren en su función.
 
Sumado a estas estructuras, los desórdenes ginecológicos producidos por desequilibrios en la musculatura del suelo pélvico como por ejemplo vaginismos o incontinencias son frecuentes. Relacionados con estos, una buena mecánica de la pelvis acontece fundamental tanto en el proceso del parto como en el de gestación puesto que a menudo pueden producirse problemas posteriores.
 
Indicaciones más frecuentes: estreñimiento, malas digestiones, hernia hiatos, ciertos trastornos ginecológicos, adherencias post-quirúrgicas, ptosis renales...etc.
 
Patologías Craneales
Técnica craneal se basa en el concepto de lo que llamamos Mecanismo Respiratorio Primario (MRP). Dentro del cráneo encontramos lo que denominamos Neuroglia, que es el conjunto de células que nutren las neuronas para que estas hagan su función. Esta neuroglia se contrae y se relaja de manera rítmica en ciclos 8-12 por minuto y es el motor de la fluctuación de Líquido Céfalo-raquídeo (LCR).
 
Esta sustancia baña todo el sistema nervioso central y tiene una doble función, una de cojín (protectora) y otra de nutrir las estructuras por dónde pasa. Es como la “farmacia” del organismo, tiene un origen arterial, tiene propiedades inmunitarias y llega a todos los lugares del organismo mediante el tejido nervioso.
 
El sistema nervioso central (Cerebro y médula espinal) están recubiertos de tres capas que le dan integridad y lo protegen. Son las denominadas Meninges o membranas de tensión recíproca (Duramare, Piamare y Aracnoides). El LCR pasa en medio de dos de ellas. Estas meninges envuelven el cerebro y bajan como un calcetín por la columna vertebral hasta anclarse al sacro. Por lo tanto vemos una conexión anatómica entre el Cráneo y el Sacro, de aquí nace la osteopatía Cráneo-sacra
 
Por otra parte la osteopatía considera que los diferentes huesos del cráneo se mueven uno respecto al otro. Este concepto es fácil de ver en un recién nacido dónde la estructura de la esfera craneal todavía no está definida y ni las suturas ni las diferentes piezas óseas se han fusionado. No obstante, se considera que en los adultos todo y ser muy menor (20 micras), este movimiento está conservado y está impulsado por el mecanismo respiratorio primario. Paralelamente se sabe que el sacro se mueve entre los huesos ilíacos a nivel de la pelvis cuando andamos.

A partir de aquí es fácil entender que si el cráneo se mueve impulsado por el MRP y este está anclado al sacro a través de la Duramare, existe un ritmo cráneo-sacro que debe tener cierta armonía. La osteopatía considera este ritmo fundamental para la vida y las técnicas cranio-sacras van encaminadas a mejorar o restaurar las faltas de movimiento en este ritmo para que el LCR pueda llegar a cada célula del cuerpo.

De esta manera la osteopatía puede tratar las consecuencias de un traumatismo craneal (mejorando la movilidad ósea y permitiendo el buen flujo de fluidos) procesos inflamatorios (sinusitis, otitis), problemas derivados del parto (fórceps, ventosas). No obstante y debido a la relación cráneo-sacra antes explicada, el abanico de indicaciones por el tratamiento craneal se nos abre enormemente. Traumatismos en la zona baja de la columna lumbar suelen producir con el tiempo dolor de cabeza. Muchas personas que han sufrido una intervención con anestesia epidural sufren posteriormente rigidez nucal y migrañas debido al espasmo de las meninges ante la agresión de la anestesia. Otra indicación la encontramos en el terreno de la odontología dónde cada vez más se trabaja conjuntamente para evitar implantes y ortodoncias por problemas en la articulación temporo-mandibular.

Sin duda dónde la osteopatía craneal tiene más éxito es en el tratamiento de las Cefaleas y migrañas. Hace falta identificar bien la causa puesto que discurren desde problemas tensionales derivados de alteraciones cervicales, atrapamientos nerviosos a problemas de congestión venosa. El osteópata interpreta los datos extraídos de la anamnesia y la exploración del paciente para determinar el origen de la cefalea y aplica el tratamiento que cree más apropiado.
 
Las técnicas craneales son dulces, especialmente útiles en el trabajo sobre niños y constituyen la base de la osteopatía pediátrica, no obstante el trabajo sobre adultos se revela como una buena herramienta en patologías de larga evolución, traumas antiguos y patologías que traen cambios asociados con el estado de ánimo.

Indicaciones más frecuentes: migrañas, cefaleas, acúfenos, bruxismo y disfunciones de l’ATM, vértigo, mareos, sinusitis...etc.
 
TRATAMIENTO
La primera vez que se visita al osteópata, este hace un interrogatorio muy completo que va más allá del motivo de la visita y que intenta hacer un repaso a la historia clínica del paciente ya desde cuando nació. En esta anamnesis se valora tanto el estado general del paciente como cada uno de los sistemas básicos del cuerpo humano.

Seguidamente el especialista realiza una exploración detallada tanto de la zona afectada como del resto del cuerpo. Mediante tests manuales y una palpación fina se identifican los posibles motivos articulares, miofasciales, vasculares o neurovegetativos que están alterando la buena función de algún tejido corporal. Es también en este momento cuando se realizan tests médicos y se valoran las posibles pruebas que el paciente pueda aportar.

Toda esta información es recopilada para hacer un diagnóstico diferencial en el cual basarse para hacer el tratamiento. Una vez hecho este diagnóstico, el osteópata trata al paciente con las técnicas que más se ajustan tanto a las características de su problema como su condición física. Generalmente se emplean técnicas más dulces cuando el paciente es muy joven o de edad avanzada.

El abanico de técnicas utilizadas en osteopatía es muy amplio y comprende desde técnicas de partes blandas, a estiramientos y movilizaciones articulares pasivas hasta maniobras articulares pasivas de alta velocidad y corto recorrido conocidas con el nombre de ajustes articulares. Asimismo hay técnicas más enfocadas a tratar problemas viscerales y de otras que realizan un trabajo más específico en la zona del cráneo y la cara. La elección de la técnica más adecuada la marcará el paciente y la naturaleza de su problema.

Asimismo, la duración del tratamiento también depende de cada problema. Existen casos que la osteopatía lo puede resolver en muy poco tiempo y otros en que los tratamientos son más prolongados y se necesitan revisiones frecuentes. No obstante no es habitual ver un paciente más de una vez a la semana puesto que se producen cambios en la estructura y esta debe reorganizarse nuevamente.

Direcció General de Recursos Sanitaris

Centre autoritzat per la Generalitat de Catalunya (Departament de Sanitat i Seguretat Social). Registre codi: E17622749.

PRESSOTERÀPIA

 Ajuda a eliminar les toxines del teu cos

Millora la circulació linfàtica i sanguinea

Evita la aparició de celulitis

Millora la sensació de cames pesades

5 SESSIONS - 50 EUROS

DEMANA CITA ON-LINE

 Si no aconsegueixes contactar amb nosaltres per telefon per demanar hora, pots fer-ho a traves de DEMANAR CITA ONLINE, hens posarem en contacte amb tu el més aviat posible. Moltes gràcies.

TRACCTAMENT AMB VENTOSES

 Nou "CUPPING THERAPY" !!!

 

Ideal per tractar el mal d´esquena, tendinitis, mal de cap, cicatrius, aliminació de toxinas,....

Efecte vasodilatodor, relaxant, antiestrés,....

Som punt de venda:
Compex Fisiocrem
   
 
   
 
  
Estem a: www.doctoralia.com

Av. Josep Pla  nº14-16

   17310 - LLORET DE MAR  (Barrio de "El Rieral")

Barnés Kiné S.L.U (B17657164)

Telèfons: 972.34.93.08 - 972.36.31.85

Fax: 972.34.93.71

Veure Mapa de Situació

info@centrefisioterapiakine.com
Josep Pla 14-16 17310 LLORET DE MAR 972349308